10 puntos clave para ahorrar combustible en tu coche

Ahorrar combustible en el vehículo, taller de chapa y pintura en Nájera, Carrocerías Rodríguez

Te mostramos los 10 puntos clave para reducir el consumo de combustible de tu coche.

El repostaje de combustible supone uno de los gastos más notables en un vehículo, llegando a costar unos 2.000 euros a su dueño en tan solo 2 años y 30.000 kilómetros. Esta cifra puede aumentar dependiendo de otros factores como el mantenimiento del vehículo, el estilo de conducción, la presión de los neumáticos entre otros.
Es por eso que desde Carrocerías Rodríguez, queremos darte 10 consejos para ayudarte a ahorrar, reduciendo el consumo de tu vehículo.

1. Usa neumáticos de baja resistencia a la rodadura

Si tu coche es deportivo o circulas habitualmente a ritmos ágiles, necesitarás un compuesto deportivo. No obstante, si tu objetivo es minimizar el consumo de tu coche, equípalo con neumáticos de baja resistencia a la rodadura. Estos se diferencian por su etiqutado: un C o un B nos servirían para este propósito.

A pesar de que solo se reduzcan un par de décimas con este método, notaremos un gran ahorro a la larga. Además, este tipo de neumáticos suelen tener una durabilidad superior a la media.

Un buen neumático de baja resistencia a la fricción no tiene por qué descuidar el agarre o su eficacia en lluvia.

2. Infla los neumáticos a la presión adecuada

Aunque lleves los mejores neumáticos del mercado, de nada sirve si no vigilas su nivel de inflado. Unos neumáticos con baja presión aumentarán el consumo de combustible, y se desgastarán de forma irregular, además de empeorar el comportamiento del coche. Para ahorrar combustible, lo mejor es llevar lo neumáticos a la presión recomendada o un par de décimas por encima de ella, teniendo siempre cuidado con no sobre-inflarlos.

3. Conduce más despacio

La velocidad es enemiga del consumo. Cuanto más rápido circules, más combustible gastará tu coche. Al circular a 140 km/h incrementa el consumo en un 30% con respecto a circular a 120 km/h. Un diferencial de consumos que aumenta de forma exponencial a la velocidad, no de forma directa. En un viaje por autopista de una hora, solo ganarás 5 minutos por haber circulado a 130 km/h, y habrás gastado hasta un euro más. Piensa en el efecto acumulativo en miles y miles de kilómetros.

4. Conduce de forma suave

Evita revolucionar en exceso el motor de tu vehículo, es por eso que deberás evitar los acelerones bruscos. Acelera de forma progresiva y anticípate al entorno y al tráfico realizando una conducción eficiente. Si estás circulando por ciudad, tus pastillas de freno y tus pasajeros lo agradecerán.
Conducción eficiente no es igual a conducción lenta o aburrida. De hecho, es todo un desafío para el conducir.

5. Utiliza el freno motor

Este quinto consejo va intrínsecamente ligado al anterior. La anticipación lo es todo en la conducción eficiente. Decelera suavemente utilizando el freno motor. De esta forma, aunque el cuentavueltas se dispare por encima de 5000 rpm, no se utilizará ni un mililitro de combustible e incrementarás la vida útil de tu vehículo.

¿Cuándo deberíamos utilizar el freno motor?

Existen numerosas situaciones en las que se debería utilizar, por ejemplo, al divisar un a un obstáculo que esté bloqueando la calle. También al acercarnos a una señal de stop o cuando sepamos con suficiente antelación que tenemos que detener nuestro vehículo.

Aunque el freno motor se utiliza principalmente dentro de las ciudades, hay también otras situaciones en vías interurbanas donde se debe utilizar. Principalmente, en bajadas prolongadas, así como en conducción por carreteras secundarias. Otro ejemplo: en vez de frenar con fuerza antes de entrar en una zona urbana, deja que el coche se vaya poco a poco frenando.

Un último apunte, el freno motor también ayuda a que el coche esté más estable en deceleraciones, y en curva.

6. Revisa el estado de tu filtro de aire

El filtro de aire se encarga de que el aire que entra en la admisión del motor esté limpio. Es uno de los elementos que más influencia directa tiene sobre el consumo del motor. Este filtro termina obstruyéndose con los kilómetros, y de hecho, es recomendable su sustitución cada 30.000 km. El motor respirará más libremente y empujará con más fuerza. Además se reducirá el consumo de tu vehículo y tendrá una vida útil mayor.

Desde Carrocerías Rodríguez podemos revisar el estado de tu filtro de aire y realizar una sustitución si fuera necesaria.

7. No descuides el mantenimiento de la mecánica

El filtro de aire no es el único elemento de tu mecánica que necesita ser vigilado. No conviene descuidar el estado de las bujías, los filtros de combustible y realizar los cambios de aceite cuando indique el fabricante. Si no se cambia el aceite cuando procede, este estará sucio y portará residuos de la combustión, aumentando los consumos y reduciendo la vida útil de tu vehículo. Por eso, es imprescindible cambiarlo por otro limpio y reluciente.

Desde Carrocerías Rodríguez, podemos realizar el mantenimiento de tu vehículo para ayudarte con el ahorro de combustible.

8. Quita la baca del techo

La baca o el cofre de techo, son muy útilies para tener ese espacio extra para transportar mercancías especialmente en viajes largos. Cuando no vayas a utilizar estos dispositivos, lo más recomendable es desmontarlos ya que influyen negativamente en el consumo de tu vehículo. Esto se debe a que además de aportar peso innecesario a tu automovil, aumentan la resistencia aeródinamica hasta en un 20% (en el caso de llevar un cofre de techo).

9. Deshazte de los trastos inútiles de tu coche

¿Hace cuanto tiempo llevas esa estantería de IKEA en el maletero, o esos repuestos que tienes que entregar a un amigo? Está bien llevar una serie de accesorios a bordo, pero dentro de un límite sano: no quieres llegar al “síndrome de Diógenes rodante”. Todos los “trastos” que llevamos a bordo de nuestro coche pueden sumar decenas de kilos. Y como sabes, cuando aumenta el peso de un vehículo, aumenta su consumo. No tiene sentido arrastrar kilos extra sin motivo alguno. Además, nunca viene mal ordenar tu coche y vaciar el maletero de trastos.

10. Planea tus viajes con antelación

Cuando se vaya a realizar un viaje largo, es imprescindible barajar las diferentes rutas que disponemos para llegar a nuestro destino. Siempre será preferible optar por carreteras nacionales donde circularemos a menor velocidad antes que autopistas y autovías (siempre y cuando sus orografías y duración sean similares).

Además, tendremos que anticiparnos a posibles atascos, intentando evitar salir o entrar en las grandes ciudades en las horas puntas, para no estar parados durante horas y hacer un gasto de combustible innecesario.

Otras publicaciones

Scroll al inicio